¿Qué entendemos por crianza respetuosa?

Parece que hace unos años, en las nuevas familias, está “de moda” lo que se le llama la crianza respetuosa.

Entrecomillamos “de moda” porque este modelo de crianza es absolutamente básico y natural, con lo que no creemos que sea temporal sino más bien que renace desde la convicción.

Venimos de modelos de crianza absolutamente monitorizados, jerarquizados, absolutistas, donde la directriz del adulto (generalmente heredada o impuesta) era indiscutible y no tenía posibilidad de réplica, incluso en muchas ocasiones, ni tan siquiera el propio adulto podía plantearse si creía o no en lo que estaba haciendo.

Afortunadamente, estamos viviendo un proceso de replanteamiento sobre lo establecido y en concreto, en la forma de criar.

La crianza respetuosa, no es otra cosa que respetar los procesos de los pekes y ponernos en su lugar, en su posición, ver el mundo desde su punto de vista.

Es importante atender a las necesidades de los más peques

¿Qué puntos de partida podemos tener para criar con respeto?

Conciencia

  • Debemos tomar conciencia que lo que hacemos en cada momento, tiene una importante repercusión en el peke al que estamos acompañando.
  • Cuanto mas le informemos de lo que está pasando o de lo que va a pasar, mucho mejor.

 

Empatia

  •  Apliquemos a nosotros mismos lo que está sucediendo y planteémonos que somos nosotros los que estamos al otro lado. ¿nos gustaría lo que ocurre?
  • ¿Qué haríamos nosotros si viene alguien y nos quita algo de las manos simplemente con un NO?

Paciencia

  • Nuestro ritmo de vida es absolutamente distinto al de ellos. No pretendamos que ellos se adapten a él y busquemos la manera de adaptarnos nosotros al suyo.
  • Ellos no tienen reloj…… pero sus horarios (sueño, hambre, etc.) son exactos.

Límites

  • Pongamos limites bajo nuestro criterio, no desde la sociedad ni lo que nos han inculcado.
  • Por ejemplo, sí que se manche en el parque, no nos parece mal, no le interrumpamos en su momento y recordemos que existen duchas y lavadoras.

Apego

  • No se me ocurre mejor situación para un peke que estar en contacto con un adulto de referencia.
  • El colecho y el porteo están mucho antes que las cunas y los cochecitos.Aquí podéis ver algún ejemplo: https://kangura.com/es/

Igualdad

  • Dos de nuestras grandes diferencias con ellos, son el tamaño y la fuerza. Que ninguna de las 2 sea nuestro argumento.
  • La fuerza nos permite cogerlos y sacarlos de un sitio para meterlos en otro, pero antes de hacerlo, quizá es bueno informarles y si al hacerlo no quieren…. preguntarnos si es realmente necesario.

 

Sin duda, esta lista seria casi interminable, pero como pequeñas (o grandes) bases pueden ser valiosísimas.

No nos olvidemos que somos adultos y tenemos experiencia, pero eso no nos hace valedores de la certeza absoluta de estar haciendo siempre lo correcto.

Debemos permitirnos hacernos preguntas, debemos escucharnos las respuestas y actuar en consecuencia

La crianza es una carrera de fondo en la que cada uno lleva su mochila y sus zapatos en la que sólo sabremos la posición en la que acabamos cuando lleguemos a la meta y donde el único juez que puede evaluarnos es ese peke al que hemos acompañado.

Mientras tanto, hagamos lo que realmente creemos y sentimos que tenemos que hacer, de verdad, huyamos de lo que nos cuentan ni de lo que nos imponen pues únicamente haremos bien aquello de lo que estemos convencidos.

Respetemos a nuestros pekes, pues estaremos creando adultos respetuosos.

Os dejamos un enlace a una de las grandes conferencias que Carlos González sobre el apego:

https://www.youtube.com/watch?v=YPYir6zH0wg

 

Sed Felices.

SI CRIAMOS NIÑOS RESPETADOS

TENDREMOS ADULTOS QUE SE RESPETEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar