A los adultos nos gusta sentir que nos escuchan cuando hablamos y escuchar cuando nos hablan ¿verdad? Pues a los Pekes, exactamente lo mismo.

Para conseguir una comunicación efectiva entre ambos, procuremos que nuestra posición no sea invasiva, ni amenazante.

Es importante tener un contacto visual, es necesario empatizar, debe ser posible tener un gesto de cariño,

Si nos ponemos a su altura, el PeKe siente que le escuchamos y que nos importa lo que nos dice y nosotros conseguimos que nos escuche activamente, que le llegue bien lo que tenemos que comunicarle.

Si parece que el PeKe no nos atiende…. miremos su camiseta, igual nos está invitando a ponernos a su altura.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar